Papá ha tenido mucho trabajo así que hace una semana, decidí salir temprano junto con Nabyl para dejarlo descansar un poco.  A ella le gustan mucho los ‘Bilos’, nos pide que le leamos alguno o incluso ella se sienta a “leerlos” en su propio lenguaje, a veces simplemente los hojea o termina rompiéndolos, pero es parte del acercamiento hacia los mismos; así que pensé que era buena idea ir a la Biblioteca.

Visitando la biblioteca

La Biblioteca Vasconcelos ubicada en la Delegación Cuauhtémoc de la CDMX, cuenta con un área  para los pequeños, está dividida en tres secciones por edades de 0 a 3 años, de 3 a 7 y de 8 a 12. Al llegar a la recepción del área infantil, las bibliotecarias te indican a que sección puedes acceder, el área de 0 a 3 años está alfombrada y debes entrar sin zapatos, hay un estante para dejar zapatos y bolsos.

Aunque previamente le expliqué a Nabyl que iríamos a un lugar con muchos libros,  cuando llegamos lo primero que hizo fue correr y  sacar libros de los estantes, dos o tres, abrirlos y dejarlos de inmediato, no me sorprendió su reacción pues es obvio que al ver tantos libros juntos se haya emocionado y tal vez hasta sobre estimulado haciéndole difícil decidirse por uno.

En este mismo lugar hay pequeños sillones, también paredes sensoriales con diferentes texturas, los libros están al alcance de los pequeños incluso si están en la etapa del gateo. Le expliqué que podíamos leer un libro, así que nos tiramos en la alfombra y empezamos a leerlos. Conforme pasó el tiempo comenzaron a llegar más niños y Nabyl se concentraba más en saludar a todo a que  veía, que en los libros, además como toda una toddler, quería tomar el mismo libro que otros niños, ya era hora de su siesta y comenzó a ponerse de mal humor.

En general el espacio es amigable con los niños, hay una buena variedad de libros y buen espacio para sentarse a leerlos. En la sala tienen un espacio para cambio de pañal y un sillón en el que cómodamente puedes amamantar. Sin embargo, considero que le falta mantenimiento a la parte de actividades sensoriales.

Después de que Nabyl tomara un poco de leche, dejamos la sala de lectura y salimos a pasear por los jardines de la Biblioteca, es un buen lugar para que los pequeños se entretengan viendo la plantas y observando a la aves que se acercan.

Nuestra visita nos tomó aproximadamente dos horas, la primer hora dentro de la sala de lectura,  considero que fue un buen tiempo para que un toddler se entretenga sin poder correr y gritar; y nuestra segunda hora fue en los jardines, hubiera durado más pero el calor era demasiado y decidí retirarnos.

Visitar la Biblioteca Vasconcelos es  una buena opción para aprovechar una mañana libre, es gratis y además acercamos a nuestros pequeños al hábito de la lectura.

Te interesa saber más sobre la biblioteca, entra a la página http://www.bibliotecavasconcelos.gob.mx/

Y a ti ¿qué lugares te gusta visitar con tus hijos?

Dame alguna recomendación.

 

Compartir