¿Cómo enseñar lengua de señas a nuestros hijos?

De tiempo atrás, antes de ser papá siempre me causo intriga o morbo, si en una palabra fuerte pero así es como lo veía, aprender LSM (lengua de señas mexicanas). Vas madurando y el pensamiento va evolucionando y me he topado con situaciones incomodas y decepcionantes a nivel personal.

¿Es necesario conocer lo básico de LSM para el día a día?

Aquí es donde les cuento una mini anécdota en un par de líneas de texto.  Hoy iba yo muy tranquilo en el transporte público, el metro para ser exacto, en realidad no iba tan tranquilo, más bien iba soportando los calores que últimamente se están dando en la CDMX y vivirlos en el metro es otro cantar, cuando llegue a mi estación final Barranca del Muerto, vi a lo lejos a una persona que todo mundo ignoraba, lo volteaban a ver de re ojo y evitándolo como si de una enfermedad se tratará, juro que al pasar junto a él pensé  ¡este tipo está loco!

Hacia muchas gesticulaciones, una expresión corporal brusca. Caminé, lo rebasé pero algo me dijo, detente y mira (si morbo otra vez) entonces quizá avance 6 o 7 metros y me detuve a observar el comportamiento de esta persona.

Evidentemente esa persona estaba desorientada, no pertenecía aquí (CDMX)  y parecía tener miedo, fue ahí cuando hizo una seña y logre comprenderla, suerte quizá pero es de las pocas señas que reconozco, estaba pidiendo ayuda. Me acerque, de todo lo que intento comunicarme entendí y es mucho el 3%, saque mi teléfono celular y le pedí me ayudará a escribir su necesidad, pero no hacer el cuento largo esperamos a parar una patrulla y solicitamos apoyo, de ahí no supe que paso.

Sigo sintiéndome incómodo y decepcionado por no comprender a esa persona, todos la discriminamos, ahora pienso que pasaría si yo tuviera que comunicarme no así en la vida diaria, debería fomentar esto en mi núcleo familia.

Tips para enseñar LS a un bebé

Las siguientes recomendaciones son tomadas directamente del portal Lenguaje de Señas.

9 tips para enseñar lengua de señas a un bebé

  1. Enséñale lengua de señas. Con esto queremos decir que no inventes tus propias señas de palabras; muchas familias con hijos sordos crean sus propias señas para referirse a objetos o acciones, esto, a largo plazo genera muchas más limitaciones al momento de comunicarse con otras personas que no sean de la familia. Por lo tanto, es muy importante que le enseñes las señas correctas que corresponden a cada palabra según la lengua del país en el que la esté aprendiendo.
  1. No tienes que esperar tanto. A partir de los dos meses, el niño comienza a tomar conciencia de su entorno y sus necesidades, por lo que se le puede enseñar que todo lo que ve, tiene un nombre.
  1. Comienza con las señas que el bebé más utilizará. No trates de saturar al niño o niña con tantas palabras, en especial con aquellas que no utilizará prontamente, algunos ejemplos de primeras palabras podrían ser: mamá, papá, leche, agua, te amo, etc.
  1. Acompaña tus palabras con los gestos apropiados. Por ejemplo, si le dices a tu bebé “te amo”, tu expresión deberá ser diferente cuando le dices “no se hace”. Son muy importantes los gestos o expresiones faciales para la comunicación con las personas sordas.
  1. Puedes hablar al mismo tiempo. Aunque tu bebé no pueda escucharte, con la práctica visual, le será de mucha ayuda poder familiarizarse con la lectura de labios; pero recuerda que ese no es el objetivo principal, sino que aprenda la lengua de señas.
  1. Trata de involucrar a la familia. No solamente tú como mamá o papá tienen la necesidad de aprender esta lengua, trata de involucrar a sus hermanos o familiares, por lo menos los que viven o conviven más con el bebé. De esta manera le resultará más fácil desarrollar y fortalecer sus habilidades comunicativas y podrá vincularse rápidamente con los miembros de la familia.
  1. Al introducir señas nuevas, continúa utilizando las que previamente conoce tu bebé. Expande tu vocabulario para incluir conceptos un poco más complejos que tengan que ver no solo con los objetos de la casa, sino con el tiempo, sentimientos, y descripciones o eventos, cosas que no estén presentes físicamente.
  1. No te preocupes si no dominas totalmente la lengua de señas. A pesar de no conocer bien la gramática o sintaxis, los niños se verán muy beneficiados al observar el uso de esta lengua. El desarrollo del lenguaje, tanto de los niños sordos como los oyentes, comienza con gesticulaciones alrededor de los 6 meses, y por lo general, empezarán a utilizar sus primeras señas alrededor de los 8 ó 9 meses (así como los oyentes suelen decir sus primeras palabras en ese mismo lapso).
  1. Que conviva con la comunidad sorda. A parte de enseñarle a tu bebé la lengua de señas, es importante que comience a integrarse a la comunidad sorda durante sus primeros años, de esta manera comenzará a desarrollar sus capacidades y obtendrá herramientas muy valiosas que le servirán de apoyo para desenvolverse en la sociedad oyente, al mismo tiempo que desarrolla su sentido de equidad e independencia.

Puedes consultar el Diccionario de Lengua de Señas Mexicanas de la CONAPRED, que es el consejo Nacional para Prevenir La Discriminación, aquí el PDF.

¡Pensemos en todos y seamos inclusivos!

Publicado por Papá

Ing. Sistemas Computacionales.

Geek por gusto y profesión, papá primerizo.

Puedo ver en una noche toda la saga de Star Wars una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *