El abuso de las tribus virtuales

Como en la entrada La importancia de formar una tribu, mencioné, la maternidad se lleva mejor si tenemos una tribu y actualmente hay muchas tribus virtuales que sirven de red de apoyo para la crianza. Antes de ser madre no tenía idea de que existieran grupos en redes sociales que se dedicaran al apoyo de la lactancia y crianza en general, fue hasta que atravesamos la primer crisis de lactancia que en un post de publicidad de papillas alguien recomendó un grupo y decidí entrar, desde entonces he conocido varios grupos de apoyo a la maternidad, de algunos me he retirado porque no comparto las mismas ideas o simplemente no ha captado mi interés; con el paso del tiempo me volví moderadora de dos grupos de maternidad en Facebook, ambos tienen diferencias marcadas pero en general buscan brindar información a las madres.

Tribu en redes sociales

Los grupos de maternidad sirven mucho, a mí personalmente me ayudaron a informarme, he aprendido de temas que incluso no necesito actualmente como la circuncisión,  ser moderadora me brinda un espacio para apoyar a otras personas, informarlas y también aprender a ser más empática y conocer de temas que no conocía.

Si bien he leído historias lindas de hombres y mujeres que gracias a estos grupos se han empoderado y han aprendido a informarse y tomar decisiones informadas en la crianza de sus hijos; también está la otra cara de la moneda, personas que podríamos llamar “grupodependientes”, que necesitan saber si la demás madres están o no de acuerdo con sus decisiones o incluso, que pareciera piden aprobación o permiso para criar. Puedo parecer exagerada pero he leído a mujeres que preguntan si pueden realizarse una ´prueba de embarazo, o publicaciones del tipo “¿le doy el medicamento?” y lamentablemente  personas preguntando si llevan o no a sus hijos al pediatra cuando esté sufre una caída o se trata de una emergencia, probablemente yo también lo hice alguna vez.

Mi postura con las tribus

Mi intención no es juzgar a esas madres, entiendo que a veces el entorno familiar no es el más respetuoso, que a veces la sociedad nos hace dudar del “instinto materno” o que erróneamente confundimos buscar ser madres informadas con ser madres perfectas para los demás, pues para nuestros hijos ya lo somos; pero si me gustaría expresar que no debemos hacer uso de estas herramientas virtuales para ceder poder a un desconocido, para permitirle que tome decisiones que nos corresponden a nosotras, me parece que de manera inconsciente, nuestra inseguridad nos puede hacer ceder a otros esta responsabilidad de decidir para que en caso de fallar, estar protegidas y decir “hice lo que me dijeron que hiciera, no es mi culpa”.

Algunas veces he informado a amigas que me piden ayuda y siempre trato de decirles lo siguiente “Yo no soy experta ni tengo la verdad absoluta, lo que te digo es información de la OMS/ AEP/ etc…” pues quiero dejar en claro que yo no estoy dando mi experiencia ni mi opinión, sino brindando información para que ellas tomen su propia decisión. Seamos responsables del uso de las tribus virtuales, informémonos para tomar decisiones conscientes, no para ceder poder a otros. No busquemos ser padres perfectos pues esto sería algo muy subjetivo, busquemos ser los mejores padres con las herramientas e información que tenemos por el hecho de querer hijos sanos y felices, no por agradar a otros, la crianza no es una competencia.

Compartir
Publicado por Mamá

Q.F.B. egresada de la Facultad de Química de la U.N.A.M.

Me gusta rollear por la ciudad (cuando hay tiempo).
¡Soy una mamá pro lactancia!

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *