Jugando libremente

¿Cuál debería ser la principal actividad de un niño pequeño? Muchas veces como adultos, al saber que el cerebro de nuestros pequeños es como una esponja, pensaríamos que la respuesta sería “aprender”, sin embargo, la respuesta debería ser, jugar.

El juego tiene un papel muy importante en el desarrollo de los niños, es por eso que su principal preocupación durante los primeros años de vida debería  ser jugar. El juego ayuda a que los niños desarrollen diversas habilidades emocionales, motrices, sociales e intelectuales.

¿Qué es el juego libre?

El juego libre se define como el juego o actividad que hace el niño por su cuenta sin ser dirigido, instruido o interrumpido por un adulto, siendo el niño establece las pautas. En palabras del pediatra Carlos Gónzalez “El juego libre, es el que hace el niño cuando nadie le dice lo que tiene que hacer. Cuando lo intentas controlar, éste deja de ser libre, deja de ser juego y ya no es lo mismo”.

Un ejemplo puede ser cuando nuestros hijos van caminando por la calle  y deciden no pisar las rayas que encuentren en el camino o cuando encuentran una caja con botones y deciden ordenarlos.

Algunos beneficios del juego libre son:

  • Actividad física
  • Mejora habilidades sociales, el juego libre puede ser solo o grupal.
  • Mejora la autoestima.
  • Los niños ejercitan motricidad fina y gruesa
  • Desarrollan su imaginación
  • Favorece la maduración de ideas
  • Trabajo en equipo
  • Resolución de problemas

Para que estos beneficios sucedan debemos propiciar el juego libre, no interrumpir ni imponer reglas.

El papel de los padres

Que el juego libre sea liderado por el niño, no quiere decir que los padres no podamos participar, por el contrario, nuestra compañía puede hacer más enriquecedora esta actividad. Los adultos debeos participar primero como observadores, de esta manera notaremos cuales son los intereses de nuestros hijos y podremos facilitar la experiencia del juego libre.

Por ejemplo, en casa hace unos meses notamos que nuestra hija jugaba a veces sola, a veces con nosotros, a vender cosas, entonces cuando queremos jugar con ella le pedimos que nos venda algo e incluso le regalamos una caja registradora.   

Si deseamos participar del juego libre de nuestros hijos, es importante recordar lo siguiente:El niño es quien da las pautas

Debemos proporcionar un espacio adecuado para realizar la actividad y hacer de esta algo más placentero.

El niño es el protagonista

Evitemos interrumpir e imponer nuestras preferencias en el juego, sobre las del niño.

Permitamos que se aburran, como anteriormente lo mencionamos, el aburrimiento puede ayudar a estimular a nuestros hijos, más de lo que nosotros pensamos. https://mamaoxitocina.com/el-aburrimiento-es-sano-para-mi-hija/

¿Qué juguetes son los adecuados?

Para propiciar el juego libre no necesitamos gastar en tablets y juguetes costosos con mil luces y sonidos, dicen que entre más haga un juguete menos hace la imaginación del niño. Así que juguetes simples e incluso artículos que tenemos en casa pueden ser útiles para esto.

Por ejemplo:

  • Bloques
  • Juguetes de madera
  • Tapas de plástico
  • Estambre, pompones, pedazos de papel, botones.
  • Libros
  • Disfraces
  • Juguetes que representen objetos de la vida cotidiana (muñecos, carreola, cocinita, etc)
  • Juegos de mesa
  • Pelotas
Jueguete de madera Melissa & Doug

Y si bien no es un material, jugar al aire libre es una excelente opción para estimular a nuestros hijos; bailar, brincar en charcos, correr bajo la lluvia, también son excelentes opciones. Podemos utilizar materiales reciclados para hacer cascos de astronautas, carritos, naves espaciales, en fin, echar a volar nuestra imaginación basados en los intereses de nuestros hijos.

Te invitamos a observar a tus pequeños mientras juegan, al propiciar el juego libre te sorprenderás de sus habilidades emocionales e intelectuales.


Compartir
Publicado por Mamá

Q.F.B. egresada de la Facultad de Química de la U.N.A.M.

Me gusta rollear por la ciudad (cuando hay tiempo).
¡Soy una mamá pro lactancia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *