Enuresis, orinarse en la cama ¿qué es esto y por qué pasa?

Hoy viajando por el metro de la CDMX cuando iba rumbo al trabajo, era inevitable escuchar la conversación de un par de señoras que no parecían ser familia, sólo compañeras de trabajo. Una de ellas estaba contando a la otra, más bien yo diría “ventilando” algo que le paso a un sobrino o a un miembro de su familia.

Fíjate, mi hermana me conto que Pepito (nombre ficticio)  no para de hacerse pipi en la cama, ya le dije que ese niño sólo quiere llamar la atención, pero esa se gana mi hermana por haberlo malcriado, deberían de darle un buen castigo, ser duros con ese chamaco, para que sepa quién manda, además ya no es un bebé, ósea que le pasa ya es todo un hombresito.

Después de que todo el vagón del metro escuchamos eso, porque es un hecho que la señora no lo contaba discretamente, casi que le enorgullecía contarlo, me puse a pensar ¿de verdad el niño quiere llamar la atención de esa forma?, ¿habrá algo más allá de eso? , ¿Cómo debemos actuar lo padres o el núcleo familiar ante estas situaciones? , ¿es exclusivo de los niñ@s?

¿Qué es la enuresis?

El nombre médico que se da a la imposibilidad de controlar la orina es enuresis. A veces, la enuresis también recibe el nombre de «micción involuntaria». La enuresis nocturna es la micción involuntaria que ocurre por las noches. (La micción involuntaria que ocurre durante el día, recibe el nombre de «enuresis diurna»).

Existen dos tipos de enuresis: la primaria y la secundaria. Las personas con enuresis nocturna primaria se han orinado desde que eran bebés. La enuresis secundaria es una afección que se desarrolla, como mínimo, después de 6 meses (o incluso años) de haber aprendido a controlar la vejiga.

¿Qué es lo que provoca la enuresis?

Los médicos no siempre conocen la causa exacta de la enuresis nocturna. Sin embargo, tienen algunas teorías sobre lo que puede favorecer la aparición de esta afección:

    • Problemas hormonales.Por la noche, una hormona que recibe el nombre de «hormona antidiurética» hace que el organismo produzca menos orina. Pero el organismo de algunas personas no fabrica cantidades suficientes de esta hormona. Esto significa que sus organismos pueden producir demasiada orina mientras duermen.

 

    • Problemas de vejiga.En el caso de algunas personas que padecen enuresis, el exceso de espasmos musculares puede impedir que la vejiga retenga una cantidad normal de orina. Algunos adolescentes y adultos también tienen vejigas relativamente pequeñas que no pueden retener un gran volumen de orina.

 

    • Genética.En general, uno de los padres de los adolescentes con enuresis solía tener el mismo problema a aproximadamente la misma edad. Los científicos han identificado genes específicos que provocan enuresis.

 

    • Problemas para dormir.Algunos adolescentes duermen tan profundamente que no se despiertan cuando necesitan orinar.

 

    • Afecciones médicas.Algunas afecciones médicas que pueden dar origen a la enuresis secundaria son la diabetes, la constipación y las infecciones del tracto urinario. Los traumas en la médula espinal, como un estiramiento grave de la médula a causa de una caída, una lesión en un deporte, un accidente de automóvil u otro evento también pueden desempeñar un papel en la enuresis. No obstante, esto no es frecuente.

 

    • Problemas psicológicos.Algunos expertos creen que el estrés puede estar asociado a la enuresis. En la adolescencia, no es raro sentirse estresado, y algunos acontecimientos, como un divorcio, el fallecimiento de un amigo o un familiar, una mudanza a una nueva ciudad, la adaptación a una nueva escuela y un nuevo entorno social, o las tensiones familiares, pueden resultar abrumadores.

 

Los médicos no saben exactamente por qué, pero la enuresis afecta al doble de varones que de mujeres. Con frecuencia, se presenta junto con el síndrome de déficit de atención con hiperactividad (ADHD).

¿Cómo se diagnostica la enuresis?

Si tienes problemas para controlar la orina por la noche, habla con tu médico para obtener más información acerca de la enuresis nocturna y para descartar la posibilidad de un problema médico.

Además de realizar un examen físico, el médico te preguntará si tienes alguna preocupación y qué síntomas tienes.

 Tratamiento conductual

El tratamiento conductual empieza por ofrecer al niño afectado y a su familia una información clara del porqué de la enuresis y del contexto del problema y sugerir algunos consejos para aliviarlo o minimizarlo:

  1. Explicar al niño y a su familia, de forma sencilla, el funcionamiento de riñón y la vejiga, así como los mecanismos básicos por los que se produce la enuresis nocturna.
  2. Exponer al propio niño y a su familia que éste no tiene ninguna culpa de la situación, sino que se trata de un retraso en la maduración corporal de esta zona, ajeno a la voluntad del niño.
  3. Insistir a los familiares en que no se debe reñir al niño ni avergonzarlo. Al contrario, es necesario reforzar la idea de que es, simplemente, un retraso madurativo que se solucionará más tarde o más temprano.
  4. El paciente es el que tiene que llevar la iniciativa para lograr su curación. Solicitar a los familiares que tengan una actitud positiva durante el tratamiento pero que no tomen parte activa en el mismo. Así, la familia no debe despertar al niño por la noche para orinar, ni preparar el despertador ni impedirle beber líquidos.
  5. Explicar al niño que debe beber más líquido durante el día, y disminuir los líquidos después de las 7 de la tarde.
  6. Proporcionar un diario o calendario en el que el niño debe anotar las «noches secas» y las «noches húmedas”, así como la ingesta de líquidos nocturnos.
  7. Es aconsejable establecer un ritmo u horario miccional, que facilite el control voluntario, vaciando la vejiga en periodos regulares. Asimismo, suele ser útil establecer a la misma hora, no cenar cosas saladas, etc.
  8. Fomentar la higiene, cambiar la ropa mojada, etc., pero contraindicar el uso de pañales, salvo en situaciones especiales.
  9. Pedir a los familiares que valoren y premien los éxitos conseguidos.
  10. Hacer un seguimiento en consulta durante todo el periodo de tratamiento.

 

Como en todas las entradas, no está por demás recordar que no soy experto en el tema y la información aquí citada es extracto de búsquedas personales, siempre es basarse en la orientación de especialistas, cada caso, cada niño, cada familia es diferente. No dejes que los comentarios o artículos decidan por ti, sí, son de ayuda, pero estos no te dan un diagnóstico.

Por ejemplo, si ahora en tu trabajo te dieran un bono de $2000.00 USD ¿qué harías con ese dinero? Te puedo asegurar que tu respuesta y la forma de utilizar el dinero, no serían las mismas que las mías, o las de algún otro compañero de trabajo que tuvieran el mismo bono, lo mismo pasa con los comentarios de otros sobre los problemas, es bueno escuchar, pero no dejar que decidan por nosotros, a veces por más que parezca que es nuestro caso, no lo es, debemos tratarlo con particularidad.

 

Fuentes de información:

¿Qué es la enuresis?; https://kidshealth.org/es/teens/enuresis-esp.html

Cómo tratar la enuresis de forma eficaz en niños y adolescentes; https://www.fundacioncadah.org/web/articulo/tratamiento-de-la-enuresis-incontinencia-urinaria-en-ninos-y-adolescentes.html

Imagen de portada tomada de https://www.webconsultas.com/bebes-y-ninos/afecciones-tipicas-infantiles/pronostico-de-la-enuresis-nocturna

 

Publicado por Papá

Ing. Sistemas Computacionales.

Geek por gusto y profesión, papá primerizo.

Puedo ver en una noche toda la saga de Star Wars una y otra vez.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *