El mundo de la copa menstrual

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es un dispositivo que se coloca en la vagina y  recoge la el flujo menstrual, a diferencia de los tampones, la copa no absorbe el flujo menstrual sino que lo contiene en su interior para que después sea desechado manualmente. Suelen estar elaborados generalmente de silicona grado médico, aunque también existen fabricadas de látex o TPE; son reutilizables, suaves y flexibles.

Ventajas y desventajas

Entre sus ventajas es que se hace una sola inversión y no necesitas comprar tampones o toallas sanitarias por hasta 5 años, lo que además la convierte en una alternativa ecológica por el gran número de residuos que se evitan. Es cómoda pues a diferencia de un tampón es suave y no se siente que la tienes puesta.

Puedes usarla hasta durante 12 horas, incluso existen mujeres cuyo flujo les permite ir a trabajar y volver a casa sin siquiera vaciar la copa. A diferencia de una toalla sanitaria puedes utilizarla para nadar o mientras te bañas ya que no absorbe agua.

La principal desventaja de la copa es que se requiere paciencia pues lleva consigo una curva de aprendizaje, algunas mujeres logran entender el uso rápidamente y otras tardan un poco más. Otra desventaja es que existen muchas copas piratas y sin certificación,  debes asegurarte que la copa menstrual que adquieras cuente con alguna certificación por organismos como COFEPRIS o FDA, que aseguren la inocuidad y seguridad de los materiales con los que está elaborada. 

El contacto con la sangre puede ser considerado una desventaja aunque por otro lado nos ayuda a entender que la menstruación es algo natural y finalmente es nuestra sangre la que estamos tocando. No es realmente una desventaja pero me parece importante mencionarlo, no se recomienda tener relaciones sexuales mientras la copa está dentro, solo existe una marca que lo permite.

¿Cómo se usa?

Su uso es sencillo, la introduces doblada en la vagina, ya dentro se abre y ajustas de manera que apunte hacia el cérvix, con el dedo índice verificas que haya quedado bien abierta y listo. Posteriormente para vaciarla puedes presionar un poco el fondo de la copa para romper el vacío, mover suavemente a los lados y jalarla ayudándote de la agarradera de la copa.

Vacías el contenido de la copa al WC, la enjuagas y vuelves a colocar. Incluso en la calle puedes cargar con una pequeña botellita de agua y enjuagarla dentro de los baños públicos.

Se recomienda esterilizar al inicio del ciclo y  lavarla y guardarla hasta el siguiente ciclo.

Mi experiencia

Recuerdo que la primera vez que escuché sobre la copa menstrual pensé ¿Cómo me voy a meter eso? ¡Y luego ensuciarme los dedos! y me cerré a la idea de usarla. Años después en el trabajo se realizaron pruebas de calidad a una marca de copas menstruales, tuve la oportunidad de observarla con detenimiento;  posteriormente me regalaron una pero estaba embarazada así que pasó un buen tiempo hasta que me animé a probarla.

Existe una gran variedad de marcas de copas menstruales, hay diferentes formas, tallas y hasta colores. La primera copa que probé fue Weycup, aunque era talla grande, mi flujo menstrual después del parto cambio y es abundante, esta copa tiene una capacidad de 21 mL así que debía cambiar la copa cada 2 horas máximo, de lo contrario tenía derrames. Esta copa está elaborada de Elastómeros Termoplásticos (TPE), es transparente y tiene forma alargada como una copa de vino.

Debido a que con esta marca tenía algunos derrames, me informé y decidí adquirir la copa Merula. Esta marca cuenta con dos tallas: One size (38 mL) y XL (50 mL), está elaborada de silicona grado médico, es muy suave y tiene forma de caldero. Yo adquirí la talla estándar y no he tenido necesidad de vaciarla constantemente.

Comparando estas dos marcas es que la marca WeyCup es más fácil de poner, sin embargo considero que es mucho más cómoda y práctica la marca Merula aunque sea un poco más tardado aprender a colocarla correctamente, vale la pena usarla.

Si me preguntan si recomiendo la copa menstrual mi respuesta en definitiva es Sí. Para mi es algo que cambió definitivamente mi manera de vivir cada ciclo menstrual, ya que siento libertad de no usar una toalla sanitaria, pueden pasar hasta 8 horas y no tengo derrames, me siento menos culpable con el ambiente al dejar de utilizar desechables y además me olvide de los olores que a veces genera tener una toalla sanitaria. Puede sonar increíble pero incluso he olvidado que la tengo puesta.

La copa menstrual es una buena alternativa para evitar desechables durante la menstruación, también hay otras opciones como las toallas ecológicas de tela. ¿Has probado alguna? ¡Cuéntanos tu opinión!

Si te interesa adquirir una copa menstrual o tiene dudas sobre el uso con gusto puedo asesorarte con marcas como Merula y MeLuna, puedes escribir directamente aquí y me pongo en contacto contigo.

Tenemos copas que te pueden interesar, visita la tienda en linea.

Compartir
Publicado por Mamá

Q.F.B. egresada de la Facultad de Química de la U.N.A.M.

Me gusta rollear por la ciudad (cuando hay tiempo).
¡Soy una mamá pro lactancia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *