El cuidado en los dientes del bebé

Hace unos días una de nuestras seguidoras nos pidió información sobre los dientes de los pequeños, siempre lo recomendable es que a partir de la aparición del primer diente llevemos a nuestros pequeños a revisión con un odontopediatra.

Existe la falsa creencia de que los dientes temporales no son importantes y que no debemos preocuparnos por su cuidado, incluso hay quien dice que si los dientes temporales se llenan de caries basta con extraerlo y se soluciona el problema. Lo cierto es que los dientes temporales tiene un papel muy importante pues entre otras funciones sirven para conservar el espacio destinado a los dientes definitivos.

La caries es la destrucción de los tejidos duros del diente como consecuencia de los ácidos producidos por las bacterias al metabolizar el azúcar procedente de la alimentación. La prevención de caries debe empezar desde el embarazo, padre y madre deben preocuparse por tener una buena salud bucal, recordemos que las caries son producto de una infección principalmente por Streptococcus mutans, y que como toda infección puede contagiarse.

Para prevenir las caries podemos hacer varias cosas:

  • No compartir con el bebé cubiertos, vasos o alimentos que hayan estado en contacto con la saliva de alguien más.   
  • Cuidar la alimentación de nuestros hijos evitando la ingesta de productos con alta cantidad de azúcar como jugos, refrescos, caramelos.
  • Realizar la limpieza bucal al bebé aún sin dientes con una gasa húmeda.
  • Llevar al bebé al odontopediatra ante la aparición del primer diente.
  • No dejar al bebé dormir con el biberón y procurar retirarlo antes del año.
  • Evitar el uso de chupón.
  • De ser posible disminuir el uso de biberón y chupete a los seis meses.
  • Cepillar los dientes del bebé con pasta que contenga al menos 1000ppm de flúor, la cantidad de pasta dependerá de la edad del bebé.

Debo admitir que no llevamos a Nabyl a revisión en cuanto apareció el primer diente pues no encontrábamos un odontopediatra de confianza, lamentablemente tiempo después tuvimos un accidente que ocasionó que uno de sus dientes se fracturara y fue entonces cuando acudimos a revisión.

Desde que salió su primer diente lo cepillamos con pasta de dientes con 1000 ppm, poniendo solo la cantidad equivalente a un grano de arroz: hicimos lo anterior basados en recomendaciones generales de la AEPED,  y cuando acudimos a revisión, la odontopediatra nos confirmó que lo que hacíamos era lo adecuado.

Al igual que con los pediatras, existen odontopediatras desactualizados que indican que los niños menores de dos años no deben usar pasta fluorada y que la leche materna causa caries, sin embargo los estudios demuestran lo contrario, el flúor en la pasta dental protege a los dientes de sufrir caries y mientras el cepillado sea realizado por un adulto y  con la cantidad necesaria de pasta no existe riesgo para el niño: además, son muchos los estudios que demuestran que la lactancia materna no causa caries.

Cuidar de la dentadura de nuestros hijos es importante pues de no hacerlo podemos causar problemas no solo estéticos, sino de masticación y hasta deformaciones maxilofaciales.

Te sugiero seguir a Irene Iglesias Rubio, una odontóloga actualizada, que en su blog y página de Facebook siempre muestran información interesante respeto al cuidado dental.

Fuentes:

https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/lactancia-materna-y-caries
https://evidientemente.wordpress.com/2016/10/25/manual-de-cepillado-dental-para-bebes/
https://www.crianzanatural.com/art/art224.html

Imagen de portada tomada de www.abc.es

 

 

Compartir
Publicado por Mamá

Q.F.B. egresada de la Facultad de Química de la U.N.A.M.

Me gusta rollear por la ciudad (cuando hay tiempo).
¡Soy una mamá pro lactancia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *