Cuento y lectura para bebés ¿cuándo y cómo?

Como con el cuento, existen muchos beneficios de inculcar la lectura en el núcleo familiar, pasando desde lo más pequeños hasta los más grandes del hogar.

Hay formas y métodos para acaparar la atención de nuestros pequeños. En este caso a nuestra pequeña le agradan mucho los libros ya que es recurrente que pida sus “bilos” ya sea para ver los dibujos o para que le contemos historias.

Primero es importante tener en cuenta que la forma de leerles un libro a los más pequeños de la familia, no es igual a la forma en la que nosotros los adultos lo hacemos, suena obvio pero muchas veces no lo tenemos presente y queremos que se dé según nosotros lo dispongamos.

Nosotros somos creyentes que con la lectura es posible y beneficioso para el estímulo al desarrollo de Nabyl.

¿Desde cuando leemos libros?

A Nabyl desde recién nacida mamá le contaba historias, le cantaba canciones. Yo como papá intentaba hacer lo mismo, con las canciones no soy nada bueno, pero las historias las generábamos a partir de nuestro entorno, la tomaba en brazos cuando recién nacida y nos inventábamos que estábamos en una montaña, “corríamos” entre los árboles y cruzábamos pequeños riachuelos.

Fe aproximadamente a partir del año que a Nabyl le empezaron a atraer los libros para ver los dibujos. Aunque el cuento en el libro tiene un orden, por la edad de Nabyl leerlo tal cual no resultaba exitoso, perdía el interés casi de inmediato y se ocupaba en otras cosas y dejábamos la lectura de lado.

Entonces comenzamos a utilizar otros métodos, que no es nada complicado, si no mejor dicho consista en adaptarnos.

¿Cómo lo hicimos?

  • Leer cuentos cortos
  • Con un tiempo no mayor a cinco minutos de lectura
  • Entonar o expresarnos en voz alta según el cuento lo amerite
  • Realizar ruidos y gesticulaciones según el cuento
  • Hacer participar a la pequeña en los cuentos (que hiciera ruidos)
  • Juntos señalamos los dibujos o personajes del libro

Con esto todos nos divertimos, acaparamos su atención, ella tomaba la iniciativa para iniciar con la historia. Comenzaba a manipular el libro ella misma, me refiero a seguir la secuencia de la historia, respetando los nombres de los personajes.

Otra forma en la que inculcamos lectura fue por medio de marionetas (regalo de la abuela), sombras en la pared o techo. Primero resulto frustrante porque nuestra bebé no comprendía la historia o sentía que no podía participar al 100% porque su motricidad aún continúa en desarrollo, pero es otra forma de incluirla y fomentarle tomar un libro y comenzar a crear nuevas historias.

Algunos de los beneficios aportados por la lectura (en voz alta)

  • Enseña al bebé a comunicarse
  • Introduce conceptos como los números, las letras, los colores y las formas de una manera divertida
  • Desarrolla aptitudes de audición, memoria y vocabulario
  • Da a los bebés información sobre el mundo que los rodea

 

Sin duda amo tomarme un tiempo para leer con Nabyl, que me haga participe de su imaginación o del libro. El aprendizaje no sólo es para mi hija, si no también para nosotros como padres, se da cuenta de los detalles de los cuales nosotros no nos percatamos o más bien dejamos pasar porque hemos perdido esa necesidad de aprender de las cosas “simples”.

 

Publicado por Papá

Ing. Sistemas Computacionales.

Geek por gusto y profesión, papá primerizo.

Puedo ver en una noche toda la saga de Star Wars una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *