Tratar la diversidad sexual, primero como adultos y después como padres.

Debido a que estamos en Junio, el mes del orgullo LGBTTTI y que hace unas semanas se conmemoraron el día contra la homofobia, me he preguntado qué es lo que podemos hacer como padres para tratar estos temas tabú.

Todo sobre la ideología de género puede parecer abrumador ya que hay bastantes conceptos que entender, así que en este post no me enfocaré en describir esos conceptos sino, en que podemos hacer para explicar la diversidad sexual a nuestros hijos.

Desde mi perspectiva, podemos simplificarlo a educar en el respeto, a enseñar a nuestros niños y niñas a respetar a los demás por el simple hecho de ser seres humanos. 

Y todo esto puede surgir con ideas simples, que si bien no serán determinantes, si pueden ayudar a eliminar estereotipos y discriminación desde pequeños.

Cito algunos ejemplos de lo que podemos hacer.

No hay juguetes, colores ni ropa de niño o de niñas. Evitemos poner etiquetas de género a los objetos. Como diría una imagen que circula en internet: Si un juguete no requiere los genitales para jugar con él, entonces es de niños y niñas; y si requiere los genitales, entonces no es apto para menores.

Evitemos los roles de género.

Un ejemplo son las tareas del hogar y la crianza de los hijos que antes se asociaban como responsabilidades de la mujer; sin embargo; en la actualidad es más común ver hombres que se dediquen a la crianza o se responsabilicen de actividades como lavar los platos o cocinar, permitamos que niñas y niños se involucren por igual en  actividades que se consideran exclusivas «del otro género».

Evitemos frases que puedan generar prejuicios, por ejemplo, «Las niñas no se ensucian» o «Los niños no lloran».

Contestar a sus dudas.

Sí nuestros hijos preguntan, por ejemplo si preguntan  «¿Por qué esas dos mujeres se dieron un beso?» Contestar de la misma manera que lo haríamos si se tratara de una pareja heterosexual, por ejemplo «Por qué son dos adultos que se quieren». O «¿Por qué ese hombre está usando maquillaje?», podríamos responder «Por qué le gusta como se ve cuando lo usa».

Lo principal, desde mi perspectiva, es el ejemplo. En prácticamente todos los temas de la crianza, el ejemplo de papá y mamá será la principal influencia para los hijos. Sí nuestros hijos nos observan tratar temas de diversidad sexual con naturalidad y empatía, ellos también lo harán.

La crianza respetuosa no solo implica tratar a nuestros hijos con amor, sino también enseñarles con el ejemplo a respetar a quienes nos rodean.

Eliminemos nuestros miedos y dudas, dejemos atrás nuestros prejuicios y junto a nuestros hijos, aprendamos sobre diversidad. Está en nuestras manos hacer de este mundo un lugar con más amor.

Publicado por Papá

Ing. Sistemas Computacionales.

Geek por gusto y profesión, papá primerizo.

Puedo ver en una noche toda la saga de Star Wars una y otra vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *