El momento ha llegado, nuestra hija cumplirá pronto tres años, es tiempo de que yo busqué un trabajo fuera de casa y por lo tanto ella acuda a una escuela o guardería. Elegir cual escuela es la más adecuada es un tema complejo, en nuestro caso primero por decidir entre un preescolar o una guardería.

¿Escolarizar o no?

La primer pregunta es decidir si escolarizar o hacer Homeschooling (HS). La educación en casa o Homeschooling, es un método alternativo de educación en el que los padres son quienes educan e instruyen a los niños, es practicado en varios países, entre ellos México, es legal; conozco varias personas que educan a sus hijos en casa y tienen excelentes resultados, no solo en el ámbito académico sino también en el ambito social.

Personalmete el HS no es una opción viable debido a que considero no tener la paciencia ni la habilidad para practicarlo además que un trabajo fuera de casa no me dejaría suficiente tiempo para ejercerlo. Por lo tanto nuestra opción principal es escolarizar.

Tipo de educación

Ahora bien, el siguiente punto es decidir entre educaciónl privada o pública. Este punto debe ser evaluado cuidadosamente, si bien hay más variedad de opciones en cuanto a pedagogías en la educación privada, es importante siempre determinar si el presupuesto familiar es suficiente. Debemos recordar que los gastos de una escuela privada no incluyen sólo las colegiaturas, sino también materiales, salidas, uniformes, útiles escolares, y a veces hasta el entorno social. Es común que se le de mala fama a la educación pública sin embargo, así como pueden existir escuelas públicas con deficiencias también las hay en el ámbito particular.

En cualquiera de los dos tipos debemos hacer investigación, preguntando a los padres qué tipo de actividades realizan, qué opinan de la escuela, e incluso, si tienes la oportunidad, preguntar a los niños que hacen y si la escuela es de su agrado.

Desde que nuestra hija nació he buscado guarderías en ambos sectores, y no he tenido la fortuna de encontrar alguna que se ajuste a nuestra crianza; por desgracia en muchas escuelas privadas se tiene la creencia de que vender más es mejor, por ejemplo, venden la idea de que niños aprendiendo a leer y escribir a los 4 años es buena, sin embargo estudios han demostrado que lo ideal es que esto suceda hasta los 6 años.

Tanto en sector público como privado es importante conocer las instalaciones de las escuelas. Por seguridad es común que no se permitan visitas mientras los niños están dentro, pero puedes acudir en otros horarios con previa cita sobre todo si se trata de una escuela privada.

Hay que evaluar si las instalaciones son adecuadas, tienen baños, son limpias, tienen salidas de emergencia, etc, finalmente nuestros hijos pasarán bastante tiempo en estos lugares.

Aunque emocionante, el proceso de buscar escuelas que empaten con nuestras necesidades e ideales puede resultar tedioso pues implica hacer un análisis y además llegar a acuerdos entre ambos padres, pero es algo necesario.

Además, resulta placentero ver la cara de ilusión de nuestros hijos al emocionarse por lo que será su nueva escuela.

Compartir